Si dudas en consultarme profesionalmente, visita mi página de testimonios.

Bienvenidos

Bienvenidos
Hola, soy Rozonda Salas, tarotista. Bienvenido/a a mi blog, donde podrás conocer el tarot un poco más y si lo deseas, solicitar lecturas...


Novedad!Nuevo Curso de tarot con Arcanos Mayores, disponible permanentemente. Más información aqui. También disponibles en formato PDF mis libros "Escuela de Amor" "El Tarot Libro Abierto, los Arcanos Mayores" y "El Tarot Libro Abierto, segunda parte: Los Arcanos Menores". Solicítalos ya a la dirección de email: eltarotlibroabierto@gmail.com. Pago por paypal con el botón de la izquierda.
Aviso: Sobre las consultas en los comentarios.Debido a la falta de tiempo por atender a mis clientes pagados, ya no contestaré mas consultas sobre combinaciones de cartas. Por favor, limitaos a preguntas prácticas sobre el tarot.Gracias por vuestra comprensión.

jueves, 28 de julio de 2011

El Tarot como Trampa: 5 cosas que un tarotista nunca debe hacer.

(Este post, en su mayor parte, saca su información y está inspirado en este maravilloso post de la tarotista y experta Theresa Reed, cuyo blog en inglés, The Tarot Lady, os recomiendo de corazón)


1.Una cosa es publicidad, otra es el agobio. Es normal que una tarotista de la que sois clientes de cuando en cuando os mande algún mail con una oferta, pero si te llama y te insiste “reserva conmigo que no tengo ya casi sitio” , “ven a una consulta que he visto cosas que te interesan”... para el carro y plántate en seco. Nadie tiene derecho a echarte las cartas si tú no lo has pedido, ni a forzar una cita. Especialmente cierto es esto de esa moda que tienen los gabinetes de mandar mails que dicen “llámeme, he visto algo que le interesa” ¡y que son los mismos para todos los clientes!. Más de un cliente ha acudido a mí preocupado por un mail de este tipo que le ha mandado otra tarotista. Es poco ético asustar a las personas así,y la mayor parte de las veces lo que te dicen es mentira; yo que vosotros no me fiaría...
2.“¡Te han hecho magia negra! ¡Estás maldito! ¡Te han echado mal de ojo!” Si la tarotista te dice eso,ECHA A CORRER PERO YA. Yo soy wiccana y precisamente por eso sé que la magia de la mano izquierda no es tan fácil de manejar, ni tan frecuente, ya que la voluntad de la persona es la que prima y nadie es muñeco de ningún brujo, como se ve en las películas. El 99% de las veces, el tarotista que te dice tales cosas está mintiendo y/o abonando el terreno para...
3.“...pero yo puedo quitarte la maldición por 500/1000/6000 €” . Ahí te quería ver yo. Primero, es una tontería pagar por algo que puedes hacer tú (yo en mi consultorio de hechizos de VidenciaTarot, que ya habrá algún listo que se estará acordando, lo que hago es dar recetas de hechizos para hacer tú mismo; desde luego, no están relacionadas con el tarot, la gente me las pide por sí misma...y valen 8 euros) y más pagar cantidades tan desorbitadas. Además, esas “maldiciones” casi nunca existen, lo que pasa es que es más fácil creer que estamos malditos que hacer algo para mejorar nuestra vida, ¿verdad?

4.“No le cuentes a nadie lo que te he dicho en la lectura”
Pero señora, si es al revés. Es usted, la tarotista, la que no puede contar a nadie lo que ve en las lecturas. La persona que consulta es libre de comentar su lectura como quiera y con quien quiera. Si usted pide secreto...tiene algo que ocultar.
5.“El destino es invariable, las cartas nunca se equivocan, no puedes evitar lo que te viene” A la que te diga esto, dile que se dedique a la opereta o al melodrama( y si no, aquí podéis leer la escena de las cartas de la ópera Carmen). Claro que hay cosas inevitables en la vida, pero son minoría, e incluso nuestra reacción a esas cosas es algo que nosotros decidimos. La misión de la tarotista es orientarte, ayudarte, y como dice Mary K. Greer, ayudarte a afrontar el futuro del mejor modo posible. La que busca asustarte no quiere ayudarte, probablemente tiene otras intenciones...

jueves, 14 de julio de 2011

El bloqueo del tarotista: cinco soluciones para un problema muy común

Ocurre a menudo, sobre todo después de haber hecho muchas lecturas o en un día no muy bueno, que nos salen tiradas que parecen no tener sentido o relación con lo que hemos preguntado. Para solucionar estos bloqueos, yo tengo cinco trucos muy diferentes, que espero que puedan ayudaros y que ampliaré en mi próximo libro, "Tarot: La vida es el juego" que aparecerá en 2012.

1.Cambiar de baraja: No, no me refiero a tirar otra vez y a hacer una nueva tirada, sino simplemente a visualizar la tirada en otra baraja diferente, ya sea en tu mente (si estás leyendo en persona) o cogiendo otra baraja y buscando las mismas cartas, o buscando las imágenes en internet. Para esto es muy útil el programa Orphalese, una baraja virtual de tarot que se puede manejar como uno quiere y que, en su versión gratuita, puede albergar hasta tres barajas distintas que se pueden descargar de su servidor eligiendo entre prácticamente todas las que existen. Muchas veces ver las cartas en otra baraja hace que veamos relaciones nuevas entre ellas, o semejanzas o contrastes entre cartas que se nos escapaban.

2. Escribir o dibujar:Un pedazo de papel junto a la baraja, en el que podemos escribir los nombres de las cartas o dibujar lo que nos sugieran dichas cartas. Os sorprendería lo que puede inspirar ver los nombres escritos de nuestro puño y letra o un garabato sugerido por una carta.

3.Dejar "reposar" la lectura: Si estamos solos, salir unos minutos de la habitación dejando la lectura sin tocar y darnos una vuelta; si estamos acompañados, podemos reposar la lectura explicando brevemente nuestro método al consultante mientras reflexionamos. Solos o acompañados, hablar en voz alta es muy bueno: ayuda a que las ideas se vayan formando en la mente, quizá más que la reflexión en silencio.

4."Look at the cards and say what you see!!!"(Mira a las cartas y di lo que ves!!") Este consejo que parece tan obvio y es absolutamente grandioso, procede de la magnífica tarotista Wilma Carroll, cuyo libro The 2-hour Tarot Tutor que lamentablemente no está en español, os recomiendo absolutamente. La idea de Wilma, que funciona mejor en las barajas que siguen el estilo Rider, es simplemente mirar la imagen de la carta y decir lo que ves; es prodigiosa la forma en la que la mayoría de las veces lo que se ve es parecido a lo que significa la carta tradicionalmente. Pongamos por ejemplo la carta del 10 de bastos: todo el que la ve siente la angustia de ese hombre que apenas puede con sus palos, su obstinación en llevarlos. Es muy fácil trasladar esa imagen a una chica que no puede olvidar a su ex aunque le conviene, a alguien necesitado que no pide ayuda, a una persona sobrecargada de trabajo... Sí, los que hemos estudiado el tarot tenemos los significados en el subconsciente, pero también podemos hacerlo y os aseguro que muchas veces deshace un "atasco"

5. Y por último, si todo lo demás falla, repetir la lectura. Ojo:no se trata de repetir la tirada si no nos gusta, eso no vale ;). Sólo que no vale la pena amargarse con una tirada que no entendemos, y si tenemos al cliente delante no temáis decirle que la lectura es poco clara y que preferís repetirla.